Archivo

Posts Tagged ‘recetas’

Una cucharada sopera

28 noviembre, 2013 1 comentario

Hola de nuevo!

Ayer hacía oficial mi mudanza, pues ahora sin abandonar el tema de nuevas páginas en internet, os presento Una Cucharada Sopera, el nuevo blog de mi mujer! (Llevo dos meses casado con ella y aún me resulta raro llamarla “mi mujer”).

Tiramisú 1Como ya se intuye en el nombre, el blog trata sobre recetas, recetas fáciles y deliciosas que podréis hacer en casa, os lo digo yo que ejerzo de cobaya humano y me toca probar los platos. Hay que ver lo dura que es la vida de casado, verdad? xD

Ahora mismo, si entráis al blog, éste ya cuenta con cuatro recetas. Con estos cuatro platos ya podéis preparar una comida completa pues hay un entrante, un plato de carne, un postre y luego un dulce para tomar a media tarde (o en cualquier momento).
Yo no quiero decir nada, pero hacéis alguno de estos platos en una de las comidas/cenas navideñas que se acercan y quedáis como divinamente ante las visitas. Cuando organizamos comidas en casa, la gente siempre le pregunta como lo ha hecho, que les pase la receta, y haciendo este blog ya tendrá el trabajo hecho. 😀

Bizcocho en tazaOtro de los puntos fuertes que tendrá el blog es de las fotografías, de momento estamos empezando, pero creo que que cada vez las fotos le quedan mejor. Parece que no, pero fotografiar comida no es tan fácil, quieres que todo quede perfecto, pero hay que controlar el enfoque preciso, la luz correcta, los objetos adecuados… Mira si es tal la obsesión que también podéis ver las fotografías en Pinterest y en Instagram.

Ahora ya solo me queda deciros una expresión utilizada en Catalunya “Passi passi que veurà el piset” (pase pase que verá el pisito), os animo a visitar su página y que no la perdáis de vista.
Os puedo adelantar que en breve tendrá más platos y recetas, dentro del horno tiene recetas hechas con pescado, dulces desayunos, sorprendentes guarniciones, más postres… y si os gusta lo que veis, y lo que vendrá, ella estará encantada de acogeros entre sus seguidores. 😉

Anuncios

Brochetas de tomate cherry con albahaca y mozzarella

13 julio, 2013 6 comentarios

¿Sabias que en este blog también se habla, a veces, de recetas?
Sí sí, incluso hay una categoría para ello. Reconozco que yo a veces tampoco me lo creo, pero es así.

Pues bien, la receta de hoy es muy simple y muy fácil de hacer. Llevaba mucho tiempo queriéndola mostrar (desde los inicios del blog, o incluso antes) y hasta hoy no me he puesto manos a la obra para compartirla con vosotros. La razón por la que me gusta esta receta, aparte de su simplicidad, es debido a que yo mismo cultivo los ingredientes que utilizo, y saber que te estas comiendo algo que tú has plantado, regado y cuidado en tu balcón, hace que el plato sea mucho más especial, no?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ingredientes:

  • tomates cherry
  • hojas frescas de albahaca
  • bolas de mozzarella (tantas como tomates tengas)
  • aceite
  • sal
  • brochetas de madera

La lista de ingredientes es bastante escueta y carece de cantidades exactas, pero no creo que eso os entrañe problema alguno, verdad?

mozzarellaTal y como os he dicho, algunos de los ingredientes son de mi balcón, pero obviamente la mozzarella es comprada en el supermercado, concretamente utilicé una bolsa de 150 gramos de mozzarella galbani. Es un envase donde ya viene preparada en 20 bolitas de queso, pero también podéis adquirir una bola grande y cortarla a trocitos, según os guste.

Si los ingredientes son fáciles de conseguir, la elaboración del plato es aún más fácil ya que solamente hace falta envolver las bolas de queso con las hojas de albahaca y clavarla con la brocheta junto al tomate para que quede el resultado de la imagen.
OLYMPUS DIGITAL CAMERAYo este plato lo sirvo como aperitivo, es algo fresco, rápido y bueno. Pinchar cosas en brochetas es fácil y divertido. Podéis añadirle aceitunas rellenas, huevos cocidos de codorniz… y como no, ahora en verano, fruta variada como melón, piña, sandía… incluso tengo un cuchara que los vacía haciéndoles la forma de bolitas 😛

Espero que os guste y os animéis a probarlo en casa.
Por cierto, vosotros también cultiváis cosas en vuestros balcones, terrazas o jardines?

Preparando Bacon Pancakes en casa :P

5 abril, 2013 10 comentarios

Venga, que por fin es viernes! No sé vosotros  pero aquí en Catalunya el lunes fue festivo por lo que afortunadamente ha sido una semana laborable algo más corta.
Ya que estoy animado, hoy os traigo una cata doble… y con receta!

2012-08-22 10.27.01

En casa somos bastante aficionados a cocinar y preparar cosas, ya sean dulces o saladas. Este año tenemos que hacer algo de bondad y no queremos excedernos mucho, pero esto no me privó desayunar la semana pasada una delicia preparada por yosoytutarget.
La culpa del plato de hoy es de la televisión, siempre es de la tele! Y más concretamente, la culpa es de la serie de animación “Hora de Aventuras”, unos dibujos algo extravagantes, surrealistas y de humor absurdo que personalmente me encantan.

El plato que me preparó fueron los míticos Bacon pancakes! Sí, los mismos que Jake prepara una mañana estando en casa. ¿Qué pasa? ¿Qué no sabes de que hablo? Esto tiene fácil solución ya que aquí mismo tienes un video donde se ve como los prepara.

Vale, ya sé que la canción se ha repetido más de una vez, pero esta apenas dura 90 segundos, hay una versión de 10 horas y otra a dúo con Alicia Keys. Ahora que ya se os ha metido en els subsconsite puedo empezar con la “receta” 😛

Como podéis ver en la fotografía, para elaborar el plato de hoy, utilicé un preparado de tortitas de la marca Mary Lee, que salen buenísimas y un sobre de bacon ahumado suave de Oscar Mayer. Se puede utilizar cualquier tipo de bacon, pero el tamaño y grosor de estas lonchas en concreto lo hacen estupendo para elaborar ésta receta.
Pues lo dicho, nosotros utilizamos un preparado para la masa de tortitas, pero si en casa os queréis atrever a hacerlas, aquí también os adjunto la receta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAIngredientes:

  • 100gr de Bacon Ahumado suave Oscar Mayer

Para las tortitas

  • 170 gr de harina
  • 75 ml de agua
  • 2 huevos
  • 200 ml de leche
  • 50 gr de mantequilla derretida
  • 1 sobre de levadura
  • Una cucharada de azúcar
  • Sal

Descripción:

– Freír las lonchas de bacon en una sarten y reservar
– Tamizar y mezclar la harina, la levadura, la sal y el azúcar.
– Mezclar el agua,  la leche, los huevos y la mantequilla con la ayuda de una varillas.
– Juntar las dos mezclas hasta conseguir una masa suave y homogénea.
– Calentar una sarten y engrasarla con un poco de mantequilla.
– Una vez caliente, verter la cantidad de masa suficiente para crear una capa.
– Cuando apreciemos que el pancake ya está casi listo para darle la vuelta  (bordes algo secos y formación de burbujas), añadimos encima una loncha de bacon.
– Voltear el pancake y cocinarlo por el otro lado
– Retirar del fuego y ya estará listo.
Espero que me haya explicado bien, por si las moscas, adjunto unas imágenes de la cocción de los pancakes 😉
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Tal vez en un primer momento, el plato os eche para atrás, pero siguiendo una máxima presente en el mundo anglosajón “everything’s better with bacon” (todo es mejor con bacon).
OLYMPUS DIGITAL CAMERALa verdad es que al principio me pareció un plato muy raro e incluso poco factible, pero una vez probado en casa me hizo cambiar completamente de idea.
Al utilizar un bacon de ahumado suave, el sabor de estas tortitas no es para nada estridente. Las tortitas tanto pueden ser saladas o dulces (dependiendo del azúcar que le eches), y cobinar las tortitas con el sabor del bacon hace una mezcla estupenda. Eso si, lo mejor es tomarlos recien hechos ya que al enfriarse, el bacon pierde un poco 😉
Si tenéis la oportunidad, os animo a que lo probéis en casa. Las tortitas son como los creps, se pueden tomar dulces o saladas, por lo que este plato os sorprenderá gratamente

Ya por último me despido con la letra de la pegadiza canción de los bacon pancakes, que como podéis ver es la receta simplificada 😉

Baking Pancakes
Making Bacon Pancakes
Takes Some Bacon And I’ll Put It In A Pancake
Bacon Pancakes That’s What It’s Gonna Make
Bacon Pancake

BCN&CAKE, la primera feria de repostería creativa en Barcelona

30 noviembre, 2012 11 comentarios

Tal vez alguien recuerde que hace un año fui a Creativa, un salón de manualidades y labores (justo ayer empiezó de nuevo una nueva edición). Pero hoy quiero hablar del lugar donde fui el fin de semana pasado, fui a Bcn&Cake, la primera feria de repostería creativa que se hacia en Barcelona.

A pesar de que esta feria ha sido la primera que se ha realizado en Barcelona, había mucha expectación y las entradas ya salieron a la venta el 20 de septiembre, ya desde verano la gente empezaba a movilizarse para asistir a tal “evento”. Yo desconocía que hubiera tal fervor como para que miles de personas que todos los puntos de España vinieran a Barcelona únicamente para tal feria. También ofrecían la posibilidad de realizar cursos en la propia a fecha, con unos “módicos” precios que iban de los 60… ¡hasta los 300€! (Sí, a mi también me parece una barbaridad).

OLYMPUS DIGITAL CAMERAA esta feria fuimos yosoytutarget, una amiga suya y servidor. En un principio YoSoyTuTarget iba a ir el sábado y el domingo, pero finalmente solamente cogió entradas para el domingo… y menos mal! Por lo visto el recinto podía albergar a 1.500 personas a la vez, y los organizadores vendieron algunas más, concretamente vendieron más de 8.000 entradas de forma anticipada, e incluso vendían más en taquilla.
Ellos confiaban en que la gente visitaría la feria de un modo escalonado y no coincidiría todo el mundo a la vez, pero se equivocaron. El sábado a las 10:00 de la mañana, en la apertura de puertas, se formó una impresionante cola de gente que sobrepasó todas las expectativas. No solamente había gente que no podía acceder (la mayoría), sino que incluso la gente que pudo entrar tenía problemas para moverse por el interior del recinto debido a la ingente cantidad que ahí se concentraba. Con el tema del Madrid Arena aún muy presente, los organizadores no quisieron arriesgar más y se vieron obligados a llamar a la Policía Local y a los Mossos d’Esquadra, pero ni por esas. La gente se quejó (y de que manera) a través de las redes sociales, y el asunto salió también en los medios de comunicación. Muchas de las personas ahí presentes tenían cursos contratados y otras querían aprovechar al máximo sus entradas estando ahí hasta el cierre. El primer día fue un fracaso en cuanto a planificación.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Había stands de gente que se dedica profesionalmente a ello, y para los que es un auténtico arte el decorar tartas. Sin embargo, también abundaban y mucho, espacios dedicados a la venta directa de utensilios para la repostería, nada novedoso, había los mismos productos que puedes encontrar por internet pero sin pagar “gastos de envío” (bueno, ya habías pagado por entrar, el ahorro no era tal entonces, no?).
Mención aparte merecía una chica llamada Alma, que si no he visto ya medio centenar de fotografías de ella con visitantes de la feria, no he visto ninguna xD Parecía ser la estrella invitada, la gente que no podía entrar lo que más lamentaba era no haberla podido conocer en persona, un drama.

Afortunadamente, cuando nosotros fuimos el domingo por la tarde no había aglomeración alguna, es más, a mi el recinto me pareció demasiado grande para los stands que ahí se encontraban, muchos espacios desaprovechados. A pesar de todas las quejas que hubo, yo creo que el sitio era más que suficiente para la feria, si hubiesen alquilado un pabellón con más aforo los números no cuadrarían por ningún lado, ya sea subiendo el precio del alquiler por expositor, o el precio de las entradas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En poco más de dos horas ya estábamos algo aburridos de dar vueltas por los pasillos y justo antes de irnos vimos que iban a repartir la “Big Cake”, una tarta que llevaba expuesta desde el sábado por la mañana y que contenía más de 1000 raciones (o eso decían),  fue en la “Big Cake” dónde si que se formó cola, pero esa cola a mi no me importo ya que…. ERA EL PRIMERO! Sí, me coloqué el primero de la cola y “desvirgué” ese pastel con todo incluido, YoSoyTuTarget tomó la precaución de quitarle el fondant que lo cubrió y llevaba casi 48h ahí expuesto, yo fui más temerario, y es por eso que al día siguiente acabé malo de la tripa (lo sé, yo me lo busqué). Había un cordón de terciopelo “protegiéndola”, pero podía tocarla todo quisqui.

Y ahora, como ya va siendo típico en un post de este tipo, os mostraré también unas cuantas fotos mediante una galería en la página de facebook. Espero que os haya gustado todo, y que no me odiéis demasiado por poneros los dientes largos xD

Galletas Coral, que gran sorpresa!

16 noviembre, 2012 15 comentarios

Buenas tardes!
Cómo se presenta el fin de semana?
El tema de hoy realmente es muy interesante, pues por primera vez desde que cree este blog he recibido productos directamente de una empresa, sin sorteos ni promociones ni nada.Contacté directamente con ellos para preguntar donde poder comprar sus productos, y no sólo resolvieron mi duda sino que me obsequiaron con una gran caja llena de algunos de sus productos!
Me hizo muchísima ilusión!
La empresa que se ha marcado este puntazo ha sido Galletas Coral, una empresa 100% española (de Miranda de Ebro para más detalles) que en sus grandes instalaciones desarrollan varios tipos de dulces y galletas; bizcochos, barquillos,  magdalenas… todo buenísimo!
A pesar de su tamaño (17.427 m2), su equipo humano lo forman 65 personas, por lo que es todo un logro que haga frente a compañías mucho más grandes y con más presencia mediática. No en vano han patrocinado al Mirandés, el matagigantes que el año pasado casi se cuela en la final de la Copa del Rey contra el Barça.

Menuda sorpresa me llevé al recibir el paquete! Había bolsas de bizcochos, barquillos de nata, barquillos de coco y también había “chiquitillos”. No sé como llamareis vosotros a los chiquitillos, pero en casa eso claramente son “pets de monja”.
Aquí me podéis ver con una muestra de cada, pero si ponía todas las bolsas en la fotografía a mi no se me veía xD
Mi idea inicial era poder hacer alguna receta con ellos, pero está todo tan bueno que se acaba antes de empezar. Por suerte, la gente de Coral ya me dijo donde puedo encontrarlos, y ya he comprado alguna que otra bolsa de bizcochos King en una tienda al lado de casa.
Realmente todos sus productos son un auténtico vicio, abrir un paquete es una auténtica perdición ya que me duran abiertos un suspiro. 😛

Vamos por partes:

  • Bizcochos King: Según dicen estos bizcochos son ideales para hacer tiramisú, La idea que yo tengo de un bizcocho es algo más blando,dicen que estano van muy bien para hacer Tiramisú, yo antes utilizaba otro tipo de producto, pero con el bizcocho king queda la base mucho más crujiente.
    Si, estos bizcochos son crujientes, pero cuando las mojas en el café con leche para desayunar se deshacen en la boca y están riquísimos 😀
  • Boer nata: Estos barquillos son bastante planos, pero no por ellos se rompen, su embalaje hace que lleguen en perfectas condiciones y tienen un gran sabor. La cantidad de nata que hay está en su justa medida, no se echa de menos ni tampoco rebasa por los lados, en casa han gustado mucho.
  • Boer coco: A simple vista, antas de abrir el paquete, me parecieron igual que los barquillos de nata, pero nada que ver ya que mientras los primeros son anchos y finos, estos son más altos y estrechos. Los barquillos de coco llevan doble capa de relleno y es por eso que su tamaño es distinto, pero a pesar de ello repito lo dicho anteriormente, el relleno en ningún momento se hace pesado y está delicioso.
  • Chiquitillos: Como ya os he dicho, esto en casa lo llamamos “pets de monja”, que en traducido al castellano significa literalmente “pedos de monja”, a pesar de ser un dulce típico de Catalunya parece que ha salido de las fronteras y gusta en todos sitios. Parece ser que su inventor fue un pastelero italiano de Barcelona que las llamó “petto di monacca”, en referencia a su forma de pecho, y que derivó en el nombre de pets de monja. Imaginaos el cacao de nombres y formas que tiene, no?
    Para quien no los conozca diré que son pequeñas galletas de 1 cm aproximado de diámetro. La textura es crujiente y dulce. Para haceros una idea más práctica, os diré que la receta de los “pets de monja” artesanos está hecha a base de harina, azúcar, mantequilla y un poco de limón (Como dice yosoytutarget, si está hecho de cosas buenas, por narices ha de estar bueno).

El otro día utilizamos los bizcochos para hacer un postre, y aquí los podéis ver, decoraditos con chocolate y confeti de colores. Estaban muy buenos y su formato permitió bañarlos en chocolate caliente sin que sufrieran ningún desperfecto, incluso aguantaron un ar o tres de días (hasta que me los comí todos).
Espero que os haya gustado la entrada de hoy, debo reconocer que me ha hecho muchísima ilusión recibir mi primer lote de productos, dese aquí quiero dar las gracias de nuevo a Galletas Coral por su servició de atención al consumidor y por mandarme todo eso. Con esto, queda inaugurado la sección de “proveedores”, que es un pequeño detalle a modo de enlace que quiero hacer a todas esos lugares que me han facilitado sus productos para que los pueda comentar por aquí.

PS: Ya que yo no os he podido facilitar recetas propias (de momento), aquí os adjunto las recetas que ellos mismos proponen en su web.


La Siuranella, nuestra primera experiencia con Ruralka

23 julio, 2012 4 comentarios

Buenos días! Cómo va el verano?

Hace ya un tiempo os hablé de una estancia en un hotel con Ruralka, os acordáis?
Por si alguien no se acuerda, o no quiere entrar a leerlo, os diré que la experiencia estuvo bien, pero no tanto como para obtener la categoría de cuatro estrellas… Sobretodo nos decepcionó la cocina, fría y sin nada de lo prometido (bollería recién horneada, o no).
Pues bien, esa estancia no fue nuestra primera experiencia con Ruralka. Ahora hace más o menos un año que ya hicimos otra escapada en uno de sus hoteles con motivo de los cinco años de relación con mi churri. Porqué no había dicho ni pio de esto del hotel? Bueno, por la misma razón por la que hace un puñao de semanas que no escribía nada,por vagancia, aunque creo que su nombre correcto es procrastinación. Menuda perla de cobaya, eh!

Pues bien, a lo que íbamos: El hotel que escogimos esta vez fue La Siuranella, en la comarca del Priorat (Tarragona). Los motivos de la elección fueron los mismos que la otra vez, proximidad geográfica y tipo de cocina (ambos estaban en la misma comarca, pero a más de 45 km de distancia). También nos influyó el hecho de ver que tenían piscina, pero… fue un error de impresión de la guía. Pensándolo fríamente, ese hotel esta en un pueblo catalogado como “bien de interés nacional”, con tan sólo 36 habitantes donde no se puede entrar con el coche, siendo algo tan pequeño era raro que tuvieran piscina, verdad? A pesar de ello nos llevamos bañador y toalla y al día siguiente fuimos a la playa de Altafulla.
Volviendo al tema del hotel, diré que el edificio cuenta con 6 habitaciones con a/c, TV, teléfono, baño completo… y WIFI! (bendito wifi). Ofrece una atmosfera cálida y acogedora, y dispone de un jardín donde poder apreciar la tranquilidad del pueblo. El hotel abrió sus puertas en 2005, por lo que sus instalaciones son nuevas. El propio hotel ofrece actividades de enoturismo (catas de vinos), escapadas en la naturaleza en 4×4 o packs de estancias románticas. La ubicación del mismo es en lo alto de una peña, rodeado por las montañas de plata que forman la sierra de Montsant. Cuando veáis las fotos que hay en Facebook veréis que tiene unas magnificas vistas.

Para llegar a Siurana, donde está el hotel, has de serpentear durante casi 4 km una carretera repleta de curvas y desniveles, incluso tuvimos que parar a medio camino para evitar marearnos más. Una vez llegas al pueblo, has de dejar el coche en la entrada del mismo, pues sus estrechas calles no son adecuadas para el tráfico (puedes llegar hasta la puerta del hotel en coche, pero no puedes aparcar ahí). Al entrar nos recibió  Anaïs, qu regenta el hotel junto a su pareja, Pau que es el chef que nos elaboró la cena, y nos llevó hasta la habitación Cabernet.
Una vez dejadas las bolsas en la habitación fuimos a pasear por las calles. Como os podéis imaginar el paseo fue más bien corto ya que era un pueblo bastante pequeño. La gente con la que te cruzas son visitantes que también quieren conocer el lugar y realizar actividades como senderismo, escalada, rutas en BTT… realmente todo muy tranquilo. Incluso nos encontramos con un par de gatos muy simpáticos y sociables.

Fuimos pasando la tarde hasta que llegó la hora de la cena en el restaurante del hotel “Els Tallers”, que ofrece una “Cocina de Autor y de Mercado”. El menú de esta vez recibe el nombre de “Menú Descubierta”, valorado en 33€, un menú degustación compuesto de un aperitivo, un entrante, un pescado, una carne y un postre. Platos creados por y para la temporada y que van cambiando y evolucionando a diario. En su restaurante no tienen carta, únicamente ofrecen menús ya cerrados y esto les permite mayor dedicación e innovación en los platos.
Al ser un menú cerrado, no era necesario escoger platos, por lo que nos dejamos llevar y sorprendernos con aquello que nos fueran trayendo a la mesa.

Lo primero que nos trajeron a modo de aperitivo fue una Brandada de bacalao a la crema de puerros. El sabor de la crema de puerros suavizaba mucho al bacalao, haciendo un plato de sorprendentemente bueno. Posteriormente nos trajeron el entrante, un Foie mi cuit a la garnacha tinta con higos a la plancha,  un plato que yosoytutarget se tomó con las tostaditas que acompañaban el plato ya le resultó extraño comer foie gras fresco sin más, no?
Personalmente a mi me gustó, pero realmente a mi me gusta todo xD
El plato de pescado fue Lubina asada sobre sable de parmesano y sopa de albahaca, la verdad es que la sopa de albahaca es literal ya que lo trajeron en plato hondo, por suerte la lubina es un pez y supo nadar (si, sé que ha sido un chiste muy malo). A pesar de lo que pueda parecer, el sable de parmesano no estaba reblandecido por la sopa y  la lubina estaba en su punto.
Al llegar al cuarto plato, el plato de carne, vimos que se trataba de Carrillera de ternera a baja temperatura con trufa de verano. Al principio temimos un poco, ya que al estar hecho a baja temperatura, podía ser que no estuviera todo correctamente hecho (hay gente que no le gusta nada la carne cruda), pero debo admitir que el plato estaba realmente bueno,estaba al punto idóneo, además  las virutas de trufa de verano que tenía por encima le realzaban el sabor a esta carne ya suave y melosa de por sí.
Ya para finalizar, el postre fue un Bizcocho de chocolate negro con sorbete de piña, un auténtico contraste de sabores con el bizcocho de chocolate negro y el sorbete de piña. Ese punto entre dulce y amargo del chocolate negro y el ácido de la piña, la calidez del bizcocho y el frió del sorbete hacían de este un postre ideal para acabar la cena que nos acababan de ofrecer en este restaurante.

Al día siguiente el desayuno fue simple pero completo. Aunque no ofrecían grandes buffets (es más, el desayuno te lo traían a la mesa, no hacía falta ir a buscar nada), era muy variado. Consistía en diferentes tipos de panes, embutidos, quesos, mermeladas caseras, fruta, un par de croissants de mantequilla y napolitanas de chocolate recién hechas. Además tenías tomates para hacerte un buen “pà amb tomàquet” y podías pedir que te trajeran toda la leche y café que quisieras.

Después del desayuno volvimos a pasear por el pueblo, oímos que ese pueblo cuenta con una leyenda del siglo XII, y queríamos conocer el lugar donde se produjo. A continuación os relato la leyenda de la Reina Mora…

Corría el año 1153 y Siurana era el dominio de la reina Abd-el-azia, una reina mora de gran belleza. Los cristianos, incapaces de conquistar la población, se sirvieron de las artimañas de un traidor judío, que les ofreció la entrada al castillo. Estos entraron en el pueblo y mataron a casi toda la población que encontraron a su paso; hombres, mujeres, ancianos, niños… pero Abd-el-azia, ajena a la situación y segura de su fortificación, celebraba mientras tanto una fiesta en una de las salas del palacio con la nobleza del lugar. De repente, una llameante flecha entró por la ventana, y se clavó en la mesa, en medio del banquete. La reina, envuelta en el pánico general y viéndose derrotada, subió a su hermoso caballo blanco y se dirigió a un precipicio cercano. Perseguida de cerca por los cristianos y para evitar que el caballo por instinto se detuviera ante el abismo le tapó los ojos, pero el animal, al darse cuenta del peligro, quiso parar y clavó sus patas en el suelo, de modo que quedó la huella de su herradura en la roca. Otros dicen que las marcas de herradura son del impulso que tomó antes del salto. Sea como sea, la tragedia fue inevitable y hoy en día puede verse clavada en la roca la huella del caballo en el lugar que se denomina el Salto de la Reina Mora.

Aquí podéis ver una imagen de los precipicios y despeñaderos que hay, aunque no supimos encontrar la huella de la herradura.


Siendo esta nuestra primera experiencia con Ruralka, quedamos muy satisfechos, y por eso luego repetimos. El servicio y el entorno nos gustó mucho, reinaba la calma y la tranquilidad y las vistas desde la propia habitación eran preciosas. El precio total hubiera rondado los 200€, tal vez algo caro, pero comparándola con el otro hotel donde estuvimos que valía veinte euros menos, nos quedamos con este.

PS: Ya sé que las fotografía son pequeñas, pero pulsando sobre ellas podréis verlas algo más grandes, o bien en el álbum publicado en Facebook.
PS2: Por cierto, si queréis contactar directamente con el hotel, aquí tenéis también su dirección: http://www.restaurantelstallers.net/

Este post ha sido redactado según el criterio de Atención, ya que por parte de los representantes de la marca, Ruralka, he recibido la invitación a esta actividad de noche de hotel más cena.

Desconectando con Ruralka y Heredad Mas Collet

17 abril, 2012 8 comentarios

Los que me sigáis por twitter sabréis que este pasado fin de semana yosoytutarget y yo nos hemos ido de escapada gracias a Volkswagen y su campaña “Think blue“. Lo conseguí gracias a un concurso de relatos de coches Beetle (Beetle Stories) donde los relatos ganadores podían obtener un tarjeta de Ruralka.
Creo que todos ya sabéis que es Volkswagen y los coches Beetle, pero tal vez os preguntéis qué es Ruralka, Ruralka es un “club de calidad de hoteles con encanto que destacan por su Calidad, Cordialidad y Exclusividad”, incluso han acuñado un termino propio.

Ruralkeando: Dícese del movimiento con el que pretendemos involucrar a nuestros hoteles, a sus huéspedes y en definitiva a quien desee sumarse a él, a disfrutar de un estilo de vida asociado al slow life style, con la base de la sostenibilidad, la ecología y la solidaridad, como principales señas de identidad.

El hotel escogido fue Heredad Mas Collet, en la comarca del Priorat (Tarragona), cuyo leit motiv es “Olvidarse del tiempo”. Los motivos de la elección fueron la proximidad para poder llegar en coche, y su tipo de cocina. Nos fijamos en ambos aspectos ya que la tarjeta de Beetle que teniamos nos incluía una en alojamiento y desayuno y una cena, ideal para poder probar un poco todo lo que te puede ofrecer un hotel.
El hotel es pequeño, dispone de 14 habitaciones (dobles, supongo), no sé cuanto tiempo lleva abierto, pero todo se ve bastante “nuevo”. Se encuentra situado en una finca de cien hectáreas de reserva natural, rodeada de bosques, almendros, viñedos, olivos… Es decir, desde ahí parece que estén en medio de la nada.
El propio hotel ofrece algunas actividades, como catas y maridaje de vinos, piscina exterior (infinity pool), paseos campestres por los alrededores, grandes panorámicas,etc.
El pueblo más cercano (Capçanes) está a unos 3 km, trayecto por una pista sinuosa y asfaltada que tardas 15 minutos en cruzar y atravesando un pequeño río hasta en tres ocasiones.
Al llegar al hotel, el trato es exquisito. En esto coincidimos tanto nosotros como el resto de comentarios y opiniones que leímos antes de ir hacía allí. Personalmente no me quedé con el nombre ninguno de ellos, ni tan siquiera del perro (un braco alemán color chocolate). Al entrar en la habitación nos encontramos una botella de vino de garnacha junto con dos copas. Pensamos que tal vez fue un detalle para pedir disculpas, ya que la estancia en el hotel tuvo que ser aplazada  un par de semanas debido a un problema de overbooking. Ante la duda le dimos las gracias a Ruralka vía twitter, aunque leyendo comentarios de otra gente, vemos que hay más gente que ha tenido este obsequio de bienvenida en sus habitaciones.
La habitación estaba muy bien, había dos camas enormes y multitud de almohadas para elegir… almohadas con distintos olores! Si, el tema de las almohadas está muy bien, y las camas muy grandes, pero… No sería mejor poner una cama doble? Porqué en las habitaciones dobles de los hoteles hay camas separadas? Porqué? Uix, son cosas que no entiendo!
No fuimos muy afortunados con las vistas desde la habitación, justo nos tocó en la parte trasera encima de la caldera del hotel y lugar de guardar sillas, tumbonas y mobiliario de verano.
Ahora que ya he hablado del hotel y el entorno, es el turno de hablar de la cena que tuvimos. Según dicen, el restaurante cuenta con una cocina internacional con toques de autor. La cena que nos entraba, valorada en 30€ para cada uno, constaba de un menú de dos platos y postre a escoger entre dos posibles opciones. Siendo dos, pudimos probar las seis opciones diferentes.
Nada más empezar nos sirvieron un pequeño “aperitivo” de pepinillo aderezado con boquerón en vinagre sobre una base crujiente con tomate cherry. Tal vez el nombre es muy rimbombante, pero pierde mucho caché si digo que era un boquerón enrollado en un pepinillo sobre medio tomate cherry encima de una tostadita, verdad? Carece de glamour.
Los primeros platos fueron Rulo de cabra caramelizado con pimientos del piquillo con reducción de Oporto, y también Ensalada con surtido de ahumados. Personalmente en ambos platos se excedieron con el aderezo, con las reducciones de Oporto y de vinagre de Modena tapan todo el posible sabor a los platos. El caramelizado del rulo de cabra me sorprendió, no lo esperaba crujiente, pero el surtido de ahumados era gulas, bacalao y gambitas sobre un lecho de mezclum y tomates cherry, algo pobre en ese caso.
Los segundos platos fueron Presa de caza ibérica con mermelada de manzana, y Merluza en salsa verde. La carne la pedimos bien pasada, literalmente la pedí “como la suela de un zapato”, y lo que hicieron fue cortar la pieza en dos partes para que de este modo se hiciera mejor, el interior de una de ellas estaba rojiza. Por experiencia sé que en las cocinas les duele tener que hacer tanto la carne, pero si que tuvieron el detalle de intentar atender la petición ya que en otras mesas esa misma pieza de caza era una sola pieza de mayor tamaño. Mención a parte merece el filete de merluza, la presentación visual del mismo te hacía pensar en un plato de persona convaleciente, y una vez lo probabas no cambabas mucho de idea, además el plato estaba bastante frio y los huevos duros de la guarnición estaban recién sacados del frigorífico, y hablando de guarnición, las patatas fritas de la carne también estaban completamente frías. Podíamos haber pedido que lo pasaran de nuevo, o directamente que lo calentaran, pero no nos gusta hacerlo.
Ya para finalizar, en el postre nos tomamos un Especial de café y Mel i mató y nos lo acompañaron con una copa fría de vino dulce de garnacha. Yo aquí apenas pude probar la copa de café, creo que fue lo único que le gustó a yosoytutarget de toda la cena ya que sí que dijo que esto estuvo muy bueno. La ración de “mel i mató” me pareció algo escueta, pero también me gusto bastante y eso que a mi el queso fresco del mató normalmente no me entusiasmaba en exceso. Ahora en casa queremos hacer una nueva versión del “mel i mató”… ya os contaré como va esa investigación culinaria.
Ya que hablamos de la cena, también quiero hablar del desayuno, y más leyendo que el hotel dispone de “desayunos con bollería recién horneada en el comedor de los grandes ventanales con vistas a la sierra”. De acuerdo, las vistas y los ventanales estaban ahí, pero creo que la bollería recién horneada se le había acabado. O se les había acabado la bollería recién horneada o bien esa bollería llevaba semanas recién horneada. Lo único que hay había eran cruasanes, magdalenas y ensaimadas envasadas en bolsitas individuales de plástico, y rebanadas de pan (pan de molde y pan de payes) descongelado y sin sabor ni olor (como el pan de la noche anterior). También disponía de surtido de embutidos, zumos de fruta, cereales y café. Pero en general no era un desayuno digno de mención, y más sabiendo que estaba valorado en 25€. Además, sabiendo que la cafetería del hotel cuenta con una máquina de Nespresso, podían ofrecer el servicio de esa misma máquina durante el desayuno.

La experiencia con Ruralka ha sido buena, y el hotel está bien, pero tanto como para tener cuatro estrellas… Como no sean las estrellas que se veían al salir por la noche. El servicio ya puede ser excelente, y el entorno inmejorable, pero la cocina del hotel nos defraudó mucho. Sumando lo que valía la estancia y la cena para dos personas, unos 180€, me parece un precio muy excesivo. Prefiero buscar otras opciones más asequibles, y más en estos tiempos que corren.

PS: Ya sé que las fotografía son pequeñas, pero pulsando sobre ellas podréis verlas algo más grandes, o bien en el álbum publicado en Facebook

Este post ha sido redactado según el criterio de Atención, ya que por parte de los representantes de la marca, Ruralka, he recibido la invitación a esta actividad de noche de hotel más cena.

A %d blogueros les gusta esto: